Un poco de historia

Hace 7 años, en 2011, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó, por primera vez y como un esfuerzo de innovación y vanguardia, la posibilidad de expedir recetas médicas electrónicas (sólo para medicamentos de la fracción 1). Sin duda esto es un avance significativo para el sector de salud en México pues hace más transparentes los procesos prescriptivos, facilita la vigilancia sobre los medicamentos y su uso, así como su disponibilidad al público.

En nuestro país, el órgano que regula y vigila al sector salud es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). En 2015, la COFEPRIS junto con la Secretaría de Salud presentaron, por primera vez, el uso de recetarios electrónicos como parte de la Estrategia Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativos. Los médicos (generales, homeópatas o veterinarios) pueden solicitar sus recetarios electrónicos a través de un portal diseñado por esta comisión; en contraparte, las farmacias se pueden dar de alta para poder integrar a sus sistemas las recetas electrónicas. El sistema diseñado para prescribir medicamentos utilizando estos recetarios no permite que el médico llene las recetas de forma electrónica lo cual constriñe y hace poco atractivo su uso.

En 2016, la revista Innovation Week Magazine la COFEPRIS recibió, en la categoría de sector público, el premio por implementar el Sistema de Control de Recetarios Electrónicos como parte de la Estrategia Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativos impulsada por la Secretaría de Salud. Este recetario tiene un código bidimensional que permite al médico realizar el trámite de obtención de recetarios especiales vía internet, al tiempo en que salvaguarda la confidencialidad de los datos del médico, garantiza que la receta no ha sido dispensada previamente y que no es apócrifa, y brinda trazabilidad a los estupefacientes al obtener información sobre la prescripción y consumo de los mismos en el país.

 

Marco legal en México

El marco legal en México, específicamente por las acciones y sistemas desarrollados por la COFEPRIS, ha facilitado la apropiación de este cambio tecnológico en los consultorios médicos y farmacias. Aún faltan regulaciones: que apoyen y hagan extensivo el uso de recetas médicas electrónicas en instituciones de salud; que promuevan cambios en la infraestructura de hospitales, clínicas, consultorios, farmacias y puntos en los que el paciente realiza consultas médicas; que eficienticen los procesos prescriptivos y mejoren la calidad de servicios sanitarios.

México se esfuerza por sumarse a una tendencia global que está en pro del cuidado del paciente, tanto en salud como su seguridad sanitaria; así como de la vigilancia y transparencia en las prescripciones de los medicamentos. Todavía hay muchas discusiones pendientes en el tema legislativo relacionadas con las recetas médicas electrónicas, lo bueno: ya empezamos a hablar de ellas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *