Antes de las recetas electrónicas médicas ¿qué existía?

La inmersión de la tecnología en las medicina no sólo ha sido en las salas de operaciones. La innovación tecnológica y los sistemas de información han llegado a consultorios y clínicas médicas. En Estados Unidos de América, durante los años 80, la innovación eran los expedientes médicos electrónicos, EMR (Electronic Medical Records) por sus siglas en inglés. 

Te presentamos una infografía para explicarte cómo fue que llegó al consultorio este tipo de software médico:

¿Fue fácil cambiar a este tipo de tecnología?

Una parte de este esfuerzo en innovación tecnológica médica lo respaldó el gobierno al desplegarla en  clínicas y hospitales. Esto hizo que muchos médicos y personal relacionado con las diferentes actividades se familiarizara con esta tecnología. Sí, al inicio se perdió más tiempo del que estaba destinado al realizar un reporte médico, pero al cabo de las semanas fue menor el tiempo que destinado a esta tarea. La ventaja: muchas áreas tenían acceso a la información de los pacientes.

Las recetas médicas hoy

En una publicación anterior te contamos sobre las nueve ventajas de cambiar del papel al formato electrónico a las recetas médicas en un enfoque particular. El aprendizaje de varias generaciones de médicos y especialistas que han usado EMR’s apunta en una dirección: el centro del desarrollo tecnológico de estas herramientas debe estar en los usuarios (tanto médicos como pacientes). Dato que no hemos dejado de lado en Prescrypto, facilitando la comunicación entre ambas partes.

 

¿Big Data y las recetas médicas electrónicas?

Imaginemos: la sistematización, reunión y procesamiento de la información médica de los pacientes del sector público de salud en un país podría, de ser analizada, dar información sobre tipos de enfermedades que aquejan a la población, tratamientos más efectivos, reportar el estado de salud general.

El análisis de la información médica recaba a través de las recetas electrónicas, el Big Data, puede servir para generar diagnósticos acertados de enfermedades. Sin duda es una mejora de la calidad de los servicios de salud con la que también se disminuyen sus costos (tanto en lo micro -como consultorios, clínicas y hospitales-, como en lo macro -sistemas de salud, o redes hospitalarias-).

En resumen, utilizar recetas electrónicas médicas tiene beneficios en tu consultorio pero también da beneficios para el área de investigaciones médicas y para operar más eficientemente los sistemas de salud pública. En Prescrypto desarrollamos, y constantemente mejoramos, un software de consultorio capaz de ofrecer estos beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *